logo Las cosas que tienen importancia.¡Pasaes.to a los demás!

publicidad

Una madre se fue con su hijito con autismo a una peluquería. ¡Cuando el niño se puso a gritar, esta peluquera se sentó en el suelo e hizo algo maravilloso!

Jennifer McCafferty tiene dos hijos y el más pequeño, Isahiah, nació con autismo. Por su trastorno lo que es fácil para nosotros es muy difícil para él, por ejemplo no soporta cuando le toquen y por eso le cuesta ir a la peluquería. El niño se encierra dentro de su mundo y no puede mantener relaciones con los demás tan fácilmente como nosotros. ¡Esta vez todo fue distinto gracias a una mujer extraordinaria!

Jennifer admite que ser madre de un niño con autismo es una experiencia única pero también a veces es lo más doloroso y difícil. Cada visita en la peluquería es un horror ya que Isahiah no soporta cuando le toquen y no le gustan las tijeras. Además, sentado en una silla siempre llora y se pone histérico. Kaylen, que es una nueva peluquera ahí, quiso ayudar a su cliente y facilitarle la visita :)

Si te gusta, compártelo. Compártelo en Facebook

Kaylen se sentó en el suelo junto con el niño y éste se tranquilizó en un segundo. Hablaba con él todo el tiempo e Isahiah empezó a describirle sus regalos navideños. Mientras tanto la peluquera le estaba cortando pelo...

La madre de Isahiah describió esta situación en Facebook y hablé con los superiores de Kaylen: pueden sentirse orgullosos de su empleada. Jennifer escribió que "el autismo puede ser difícil, pero gracias a las personas como Kaylen, la sonrisa vuelve a la cara".

¡Vale la pena pasarlo a los demás!

×
×

¿Te gustan nuestras publicaciones?

Dale a me gusta y compártelo con tus amigos.